Teléfonocómo llegar
blog

La importancia del triángulo de trabajo al distribuir una cocina

La importancia del triángulo de trabajo al distribuir una cocina

Como tienda especializada en cocinas de diseño en Madrid sabemos que para nuestros clientes es esencial contar con acabados de lujo, pero también con muebles funcionales y silenciosos que hagan de este espacio una zona de trabajo cómoda. Para ello, a la hora de diseñar la cocina, es imprescindible manejar en el proyecto el concepto del triángulo de trabajo, también llamado triángulo funcional. Si no sabes de qué se trata, a continuación, te lo explicamos.

Este concepto fue desarrollado a mediados del siglo pasado en Illinois. En la escuela de arquitectura de la universidad de esta ciudad buscaban crear una cocina práctica que evitase desplazamientos largos para realizar el trabajo básico que requiere esta estancia. Para ello marcaron tres vértices esenciales en la cocina: el fregadero, los fogones o vitrocerámica y el frigorífico. Alrededor del fregadero se creará la zona de limpieza y preparación; alrededor del frigorífico, la de almacenamiento; junto a los fogones se distribuirá lo necesario para la cocina en caliente.

Para que el triángulo de trabajo funcione es imprescindible que sus lados tengan como mínimo un metro veinte y como máximo dos metros setenta. Además, sumando los tres lados de este triángulo el resultado debe ser menor de 8 metros. Como especialistas en cocinas de diseño en Madrid aplicando esta fórmula aseguraremos contar con una cocina práctica, ya sea con una distribución paralela, en U o en L. Eso sí, cuando se trata de cocinas lineales, no se podrá aplicar esta fórmula. En estos casos lo recomendable es dejar el fregadero en la zona central, no rebasando los dos metros 10 de largo. Además, se dejarán como mínimo 90 cm si coloca una mesa o una isla.

Si quieres una cocina a la última, no esperes más para visitar Nectali Cocinas.

haz clic para copiar mailmail copiado